espainfo.es
estamos en

jueves, 8 de marzo de 2012

La influencia de La Pepa en los períodos constitucionales Latinoamericanos y sus posteriores independencias.Estudiantes hispanoamericanos.


El artículo 1 de la Constitución de 1812 dice que "la Nación española es la reunión de todos los españoles de ambos hemisferios". Con esta premisa, ayer comenzó en el Palacio de Congresos de Cádiz el VI Congreso Escolar de las Generaciones de los Bicentenarios.


Dos días en los que estudiantes de la Bahía de Cádiz y 17 países latinoamericanos ponen en común sus trabajos académicos en relación con los hechos que se sucedieron alrededor de la promulgación de la primera Carta Magna española, las independencias de las colonias de las Américas y la influencia que este texto tuvo en la redacción de las diferentes constituciones latinoamericanas.

Un reencuentro entre esos "españoles de los dos hemisferios" para mostrar el legado que ha dejado Cádiz tras dos siglos. Una mezcla de culturas que dieron como resultado el nacimiento de las libertades, la división de poderes, la soberanía nacional o la libertad de expresión.

Por el estrado del salón de actos del Palacio de Congresos pasaron, además de los alumnos gaditanos, estudiantes de Guatemala, México, Argentina, Colombia, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Chile, República Dominicana y Honduras, que presentaron una reseña histórica con referencias a su pasado y sus costumbres para explicar la influencia que tuvo La Pepa en sus posteriores independencias.

Las delegaciones latinoamericanas fueron las encargadas de dar colorido al Congreso, vistiendo trajes típicos de sus países y trayendo hasta Cádiz muestras de sus bailes, su cultura y su folklore.

Rosa Ruiz y Cherry Ruiz, docente y alumna del Instituto José Moscote de Panamá, se colocaron ayer el vestido de pollera, una de las herencias que dejó España en aquellas tierras. La profesora cuenta que es "el traje que vestían las doncellas en Panamá, de color blanco y que se realizaba en la península de Azuero". Como explica Rosa, el traje está formado por unos talcos en sombra, calados a mano en la falda, zapatillas, nueve collares y tembleques, balcones y peinetas en la cabeza.

La docente comenta que la Constitución del Doce dejó en Panamá "un legado de derechos, igualdad y libertad. Nos dio la oportunidad de tener nuestra propia soberanía. Además, tuvimos dos representantes en las Cortes".

Otra muestra cultural la trajeron desde Guatemala el Instituto Antonio Larrazábal, de la Antigua Guatemala. De hecho, en su exposición resaltaron la figura de la persona que da nombre a su centro, representante guatemalteco en las Cortes de Cádiz.

Manuel Estrada, docente del Antonio Larrazábal, comenta que "ha quedado una transcendencia grande de la Constitución en la vida de Mesoamérica. Sigue vigente en la lucha por la igualdad, la justicia y la libertad".

Desde su país, trajeron como muestra de su cultura un barrilete, un mosaico realizado con papel de China que se utiliza en Santiago de Sacatepéquez cada 1 de noviembre para llevar un mensaje a los difuntos y ahuyentar a los malos espíritus.

El compromiso de estos jóvenes por la libertad queda patente. Además de las intervenciones en sus respectivas exposiciones, también las asumen a la hora de hablarlas y defenderlas cara a cara. Ilián Urrutia y Cristobal Altamirano comenzaron la intervención mexicana con un "no tiene sentido votar", con la excusa de que "los políticos prometen y prometen y luego no cumplen". Ilián matiza esta idea: "lo tratan de ocultar, dicen que todo está bien, que no hay desigualdades, que la pobreza no existe. Eso es mentira y detrás de todo hay mucha corrupción".

Lo que plantean es que los ciudadanos elijan a las personas más adecuadas para gobernar. Como explican, "si hay tres candidatos y ninguno vale, se quitan los tres hasta encontrar a los válidos". Para ellos, este es un problema muy clásico. Cristóbal Altamirano señala que los que están en el poder "lo tienen todo a su disposición, nos manipulan y para que la gente no sospeche dicen que son liberales, pero detrás no es tan bonito". Dejando a un lado la provocación, reconoce que "el voto es muy importante" y alumbran sobre el problema, "uno cree que no se puede cambiar, te hacen perder la esperanza".

El IES San Severiano fue uno de los representantes de Cádiz ayer en el congreso. Marta Alonso y José Luis Fernández -los ponentes- reconocen que este tipo de actividades "hacen que nos demos cuenta de si nos quitan estos derechos y estas libertades". Restan importancia por ser anfitriones y en referencia a los compañeros de otros países lo dejan claro, "son tan importantes como nosotros".

No hay comentarios:

Publicar un comentario