espainfo.es
estamos en

sábado, 14 de abril de 2012

Centro de Interpretación de la Constitución de 1812.



El Centro de Interpretación de la Constitución de 1812 abre hoy sus puertas al visitante en el edificio anexo al Oratorio de San Felipe Neri de Cádiz, lugar emblemático donde se promulgó la Carta Magna gaditana, para enseñar al público "un hecho histórico, en un sitio histórico", a través de recursos tecnológicos muy innovadores de tipo audiovisual e informático, revistiendo al museo de modernidad y haciéndolo atractivo al público con contenidos didácticos que muestran los acontecimientos que tuvieron lugar en aquella época.


 En el Centro de Interpretación los ciudadanos podrán hacer un recorrido por el contexto histórico en la Cádiz de principios del siglo XIX y los acontecimientos que desencadenaron la constitución de las primeras Cortes españolas. En cinco grandes bloques temáticos, los visitantes podrán conocer la Cádiz de principios del siglo XIX, una ciudad que acogía las cortes españolas; el contexto histórico y la Guerra de la Independencia, Cádiz como sede de la soberanía nacional y de la Constitución de 1812; Recreación virtual del Oratorio San Felipe Neri; al tiempo que podrán realizar una visita al templo.

Las dos primeras plantas del edificio anexo albergan los tres primeros grupos temáticos, donde los visitantes podrán recrearse en el momento histórico, mientras que los dos últimos bloques temáticos escenifican de forma virtual en el Oratorio el papel que jugó este edificio en este momento emblemático de la historia. El objetivo de esta distribución del contenido es que los visitantes se impregnen de las ideas fundamentales de aquel periodo histórico, profundizando en la medida que deseen, consultando los medios interactivos e informáticos disponibles para que la visita les resulte amena.

Una escenificación histórica con técnica de video maping, proyecta sobre la bóveda del Oratorio un audiovisual en el que se explica el contexto histórico que rodeó la promulgación de la Constitución del Doce. El guión cuenta con dos hilos conductores fundamentales. Por una parte, el pintor Francisco de Goya relata en primera persona, como testigo de la época, los hechos importantes que se desarrollaron en España y que culminaron con la aprobación de La Pepa; y, por otro lado, tres diputados doceañistas representantes de las distintas tendencias ideológicas existentes en las Cortes de Cádiz (Agustín de Argüelles, Francisco Javier Borrull y José Mexía Lequerica) se convierten en los personajes centrales de la recreación de los debates que acogió el Oratorio.

Todo ello es acompañado con imágenes ilustrativas y un montaje muy efectista que convierten este recurso, de tan sólo siete minutos de duración, en un resumen detallado y ameno del hito histórico que protagonizó la ciudad de Cádiz en 1812.

Esta escenificación se trata de una intervención respetuosa con el doble uso del Oratorio como espacio religioso-artístico e histórico, que se puede visionar accediendo a la balconada del primer piso del templo.

 La recuperación del Oratorio y del edificio anexo, referentes históricos del constitucionalismo nacional e internacional y exponentes del patrimonio arquitectónico y artístico del siglo XVII, se ha desarrollado gracias a un convenio de colaboración firmado en junio de 2008 con el Obispado de Cádiz y Ceuta, y ha supuesto una inversión de 7,8 millones de euros. Con un espacio de 1.100 metros cuadrados. El edificio anexo dependerá de la Junta durante los próximos 30 años y será gestionado por el Consorcio del Bicentenario.

La actuación, proyectada por el arquitecto Francisco Torres, se ha desarrollado en tres líneas: la obra de rehabilitación integral del Oratorio, declarado Bien de Interés Cultural con el máximo grado de protección urbanística; la recuperación del edificio anexo para albergar durante el presente año el Centro de Interpretación de la Constitución de 1812; y la restauración de los bienes muebles que conforman el patrimonio artístico del templo.

En el Oratorio se ha procedido a la recuperación de solerías y revestimientos, tanto del templo como de la cripta, reparación de todos los elementos de fachada, y la restauración de las pinturas murales en la planta baja. La remodelación del edificio anexo ha permitido dotarlo de salas de exposiciones, presentaciones y conferencias, aseos, espacios para la gestión y administración del propio Centro de Interpretación, creando una entrada al templo en las condiciones exigidas por la normativa vigente, y dotándolo de ascensor y escaleras para el acceso a la primera galería y al paraíso de la iglesia. Asimismo, se ha realizado el acondicionamiento de la sacristía y de otros espacios de servicio del templo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario